lunes, 1 de junio de 2009

Metrópolis: 2 Años Aprendiendo a Soñar Despierto

“La poesía no ha muerto,
No ha dejado que yo la mate,
Aún no recibe el tiro de gracia
Con palabras escondidas por debajo de la manga,
Respira con el alba y suspira con el ocaso;
Imágenes cotidianas,
Que encierran múltiples significados”

La Poesía y Yo (Juan Carlos Toledo Pérez Nuñez)




Todo comenzó con una lágrima, mirando a las estrellas, fumando un cigarrillo en el balcón, anhelando una vida amputada que jamás regresaría. Ahora lo sé. Se esfumó, cual bocanada al aire helado de la noche solitaria. Quise gritar con todas mis fuerzas, pero no había nadie que me escuchara, ¿Qué caso tiene? La garganta me ardía con ganas de escupir todo aquél hervor que se estaba generando en mi interior. Retomar algo que había muerto justo antes de ser concebido. Escribir. Surgió como un tratamiento personal, nadie me lo había recetado, nadie me lo recomendó, simplemente, se dio. No era moda, no era un grito de auxilio público, simplemente era una explosión inminente dentro de mí. Las palabras comenzaron a venir sin que yo las buscara, se mezclaron en imágenes absurdas y poco razonables, nada que ver con las palabras que salían de mi boca y entraba a los oídos de los demás, se generó una metamorfosis en mi interior. Quise, no, mejor dicho, necesitaba un poco de esa droga virgen en mi organismo, necesitaba pensar en mí, generar conclusiones y derrumbar las suposiciones que me había formado de mi mismo. Siempre fui un soñador, un alma solitaria que miraba al mundo con sus propios ojos, siempre hubo una imagen original en mis pupilas; jamás pude darle vida al retrato que en mi mente se bosquejaba diariamente. Fue una noche en que la luna brillaba y las estrellas me invitaban a volar con ellas, a desprender de mí, aquél polvo que se aglomeraba en mi ser; decidí dejarme llevar. El brillo de la pantalla del computador me hipnotizaba, y por un instante, mis manos comenzaron a desgarrarme internamente sobre cada una de las teclas que sus yemas rozaban. Me hice un personaje, le dí vida con mis pensamientos y depresiones, lo hice parte de mí como yo lo era de él. No me quedó la mayor duda al respecto, era la voz que en mis pensamientos escuchaba y, en el monitor mis letras su palabras plasmaban. Lo guardé dentro de cuatro paredes, él traduciría lo que mis ojos miraban en la calle, él sabría traducir el brillo y el sabor de mis eternas fantasías. Mi música lo bautizó, mis lecturas le dieron las vitaminas que su locura le exigía diariamente, mis imágenes le dieron forma, mis sueños, mis sueños fueron el mundo que él presagió en algún momento de mi infancia. Fui sordo a su voz, fui ciego a su semblante, fui mudo a sus cuestiones, fui insensible con su dolor, lo degusté en un caldo de lágrimas, y ahí tomó forma, sentido y orden mi delirio. Hoy, no son mis lágrimas las que lo motivan, son mis anhelos los que lo encaminan a seguir hacía adelante. Es la ociosidad una droga malsana si, no la diluyes en tus pensamientos y la mezclas con tus sentimientos, es el tiempo el juguete del diablo, y yo, su más grande adicto y justiciero. Sólo, de pie ante la ventana abierta, con la luna bañándome la mirada, estoy donde comencé, sin lágrimas en los ojos y una sonrisa en mi mente, con un pincel en la mano, me dispongo a dibujarla con letras y encubrimientos, con sueños y fantasías, con realidades y necedades. Con el corazón latiente en mis manos de salva, les entrego una rebana del pastel que se han de perder los gusanos. Estoy de pie, con una sonrisa en los labios, y una botella de vino en la mente. Descorcha el tapón de tu cerebro y brinda conmigo, que no son tiempos de gloria para los que no se permiten soñar.

3 comentarios:

Latamoderna dijo...

:)

¿qué festejamos? Un año?

Sugerencia. Pon espacios entre párrafos, facilita la lectura. :)

Un abrazo

Dendrita dijo...

¡¡Felicidades!!
Es interesante como el escribir (sea uno escritor "profesional" o no), puede aportar tantas cosas no sólo a los demás, sino a uno mismo. Te sigo acompañando aquí en tu blog soñador.
Un abrazo!

Valeska dijo...

Supongo que adelantando un poco el festejo. Me da mucho gusto el ver que estas tan bien, Me facina cuando escribes de esta forma y pues, muchas felicidades!