martes, 16 de diciembre de 2008

Invítame a Volar


Ten, toma mi mano e invítame a viajar,
Prometo ceder, tú serás la que guíe la ruta y los tiempos,
Déjame entrar a tu mundo de luces y colores, viajar de cabeza bajo el océano,
Comer tu acidez, beber de tu yugular y dormir en tu regazo.

Ten, toma mi mano y nunca me vuelvas a soltar,
La caída fue rápida y premeditada, pero, nunca tocamos fondo,
Ten, toma mi mano y nunca vuelvas a gritar,
Lo que gritan tus ojos, mis manos lo escucharon a través de tu piel.

Ten, toma mi mano y vámonos a volar,
Prometo ser invisible, pero, no evitaré ser tangible,
Déjame sumergirme en el mar que navegas en tus sueños,
Quiero ver lo que miran tus ojos, sentir lo que gustan tus labios.
*Imágen de Mark Fredrickson

5 comentarios:

Asha dijo...

Yo quiero que me inviten a volar...

Quiero despegar los pies de la tierra un rato...

Jacka [Killer Queen] dijo...

La vaca voladora no tiene madre!
eje... ok, habiendo dicho eso jajajaja

Hermosa invitación que debería ser aceptada sin ningún pero. Volar soñando o soñar volando...

Saludos y abrazos!!!

Valeska dijo...

Me gusto esta entrada pero....
la vaca roba toda mi atención... me encanta!!! jajaja

La ingeniero dijo...

mmm bueno, me encanto la vaca... vaca voladora!!!

saludos

annie dijo...

Ese animal me da miedo