martes, 5 de mayo de 2009

Pregúntale al Viento

Pregúntale al viento, cómo es que se ríe el mar,
Inquietante devaneo en el rompeolas, malecón sin luces,
Durante el ir y venir de recuerdos, hoy son paredes blancas
Las que brillan en mi interior, como la espuma al mezclar el ron
Con agua mineral, como el viento en mi cara al decir ¡adiós!
Empieza el cuchicheo de buitres detrás del cristal,
Aquí no huele a hogar, aún, hay mucho humo que expirar,
Respira hondo y muy fuerte, aspira el dolor, y suspira el placer,
Lágrimas de sangre, vino tinto y una partida de ajedrez,
Cuadros vacíos, sin recuerdos que enmarcar,
Un cuarto obscuro, jugaremos a cantar,
Cajas de música difíciles de parar, altavoz a punto de sangrar,
Dominó de colores, una sublime despedida, un litro de licor,
El hombre de los ojos azules en la voz, y el negro de ojos blancos
Entonando su canción, pregúntale al viento,
Cómo es que me trajo hacía este lugar,
La luz se apaga, el telón ha caído, es momento de girar.

3 comentarios:

Marie Augustine. dijo...

simple y bellisimo

rOo RAMONE dijo...

gira entonces!

Dendrita dijo...

Es posible que el Viento tenga las respuestas a muchas preguntas porque tiene el "permiso" de andar por todos lados y regresar.
Me gustó.
Saludos!