jueves, 16 de abril de 2009

Punto de Inflexión

¿Cuál es el Plan Maestro? Si el cambio es constante e intermitente y no da tiempo para la reacción racional, es por eso que soy un nómada espontáneo. El tic tac que sincroniza los latidos de mi corazón no puede marcar otro ritmo, y el panorama frente a mi se amplifica mientras que el background se simplifica en imágenes espontáneas, llamadas recuerdos. El tiempo avanza, los tiempos cambian, el tiempo de las decisiones ha arribado. Sería una pérdida de tiempo buscarle sentido a la vida, para eso están los filósofos; con un pie en la base del carrusel y el otro volando por los aires, me dejo llevar por la montaña rusa de este parque de diversiones que es la vida.

¿Qué es el mañana sin las bases del ayer y los medios del hoy? Doctrinas utópicas sin pies ni cabeza. Generación de sueños y esperanzas que fluyen dentro de remolinos en el horizonte de la realidad y la desesperanza. Abre bien los ojos y escucha la voz de la experiencia, camina seguro y mantén presente las enseñanzas de tus errores maestros. El inicio y el final son los mismos, lo que cambia es el trayecto, y yo no quiero un trayecto en línea recta y sin alteraciones, yo soy de los que transitan por caminos sinuosos y accidentados, con bifurcaciones, entronques y caminos sin salida. Es que la vida simple no me complementa, lo mío son las complejidades y los esquemas carentes de pies y cabeza.

2 comentarios:

JHON BRANDO dijo...

La vida son ciclos que hay que abrir y cerrar. Todo en ella es movimiento, devenir constante. “El inicio y el final son los mismos…” me encantó está línea por toda la razón que expresa: todos nacemos y morimos bajo el mismo proceso biológico-natural, la diferencia es que la línea intermedia entre esos dos estados del ser, al cual llaman vida, cada quien la construye a su antojo y como mejor puede. Me parece maravillosa la autonomía que tenemos los seres humanos para decidir el curso de las cosas en nuestra existencia. La vida no tiene sentido aparente por más que trate de buscársele, te lo dice alguien que para nada se considera “filosofo” pero al menos estudió (disque) filosofía y letras; después de cuatro años y medio en esa facultad solo salí más confundido (y trastornado) que antes de entrar. Saludos Don.

“Buenas Noches, Buena Suerte”

P.D. Me espantó el titulo de esta entrada…tú sabes, uno que quedó traumado con Cálculo Diferencial e Integral en la prepa…

Jacka [Killer Queen] dijo...

¡Que buen sabor de boca me ha dejado leer esto!

Me encantó (=

ps.
La respuesta es: 42

(jaja ñoñerías mías que casi nadie comprende)