miércoles, 22 de abril de 2009

Más Enrarecido que el Aire del Infierno

Entretanto, las lágrimas penden de un delgado hilo,
Transparente e inquebrantable, como suponía mi talante,
Con la mirada nublada y la sonrisa dilatada, el sol ha explotado,
Deteniendo el viento, mis párpados cerrados, me volví a perder.

Mientras tanto, las palabras se ahogan en mis dedos,
Revueltas e inquietantes, como si fuesen texto de algún glosario,
Dibujaría las penas y las nubes que obstaculizan mi semblante, la luna ha caducado,
Rellenando el océano, mis ojos mojados, he vuelto a enmudecer.

Por lo tanto, los pasos se revuelven con las carcajadas,
Situaciones incómodas y enriquecedoras, como si todo fuese un sueño,
Con el sonido urbano y las luces de los faros intermitentes en sus labios,
Sopesando las envolturas y derrochando lamentos, mi sonrisa volteada, enrarecido humor.

2 comentarios:

JHON BRANDO dijo...

Siempre he creído que el mundo de los humanos es más peligroso que cualquier infierno que la literatura o los conceptos teológicos nos puedan presentar. Solo aquí, en este plano, es posible llegar a conocer y despertar ese cumulo de sensaciones que describes de forma tan acertada, ese sentir, ese palpar, ese respirar. Hoy es Jueves: “Viernes chiquito” yeah. Saludos Don Metro

“Buenas Noches, Buena Suerte”

Valeska dijo...

Sé que a veces las cosas se ven negras y entramos en desesperación, pero normalmente todo pasa por algo. Animó señor, todo va a estar bien.