jueves, 4 de diciembre de 2008

Una Razón para Vivir

Vivir cada segundo, como si fuese el último,
Quitándole a las horas minutos, robándole a la vida instantes,
Vivir cada momento, como si mañana dejase de existir,
Queda mucho tiempo para morir, todavía no es de día.

Desafiando a las horas, ahorrando los minutos, perteneciendo a los segundos.

Susurrándole a la vida que, nada me separará de ella,
Enfrentándome al destino, imponiendo mi camino,
Susurrándole a la muerte que, tiene la partida perdida,
Viviendo cada segundo despreocupado por dejar de hacerlo.

Presagiando mi destino, disfrutando mis instantes, ignorando el final.

Sentir el fuego en mi interior, alimentando con leña ardiente a mi corazón,
Brindándole a mis sentidos un nuevo juego de reconocimiento, estoy vivo,
Sentir tu mano cálida en mí interior, abrazando apasionadamente a mi corazón,
Llenándome de ternura y aferrándome a la vida, estás viva en mí, manteniéndome vivo.

Desafiando al destino, disfrutando tu presencia, perteneciendo a nuestros instantes.

2 comentarios:

Ashanti dijo...

cierto, a veces pensamos tanto en vivir que nos olvidamos de VIVIR, yo por eso vivo frente a la compu... no la verdad no, pero trato de disfrutar cada segundo de ahora en adelante...
aunque yo no tenga esa presencia de la que hablas...

Valeska dijo...

Me gustó mucho esta entrada, porque la vida está hecha de pequeños momentos, los cuales hay que disfrutar, sino lo hacemos, nada tendremos al final. Existe un mañana, por lo cual tenemos que estar conscientes de que nuestras decisiones siempre tienen consecuencias. Pero no por eso podemos dejar de vivir el hoy sufriendo por un mañana incierto. Vivamos, seamos y hagamos a los demás felices, disfrutemos del amor mientras podamos.